El nóctulo grande (Nyctalus lasiopterus) es una especie amenazada bioindicadora de la madurez de nuestros bosques

En el marco de un proyecto apoyado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad para la conservación de quirópteros amenazados y gestión forestal, se ha estudiado la localización de nuevas poblaciones de nóctulo grande, una especie de murciélago arborícola amenazada y muy desconocida. La finalidad del estudio es la mejora del conocimiento sobre el estado de conservación de sus poblaciones en los Pirineos (Cataluña, Aragón y Navarra), saber más sobre sus movimientos migratorios, selección de refugios y la elaboración de directrices para su conservación y la gestión forestal.

Durante los meses de verano y de otoño, se ha intentado capturar el máximo número de individuos posible en Navarra, Aragón, Cataluña y Francia. En total se han capturado unos 50 ejemplares.

El esfuerzo ha sido grande y costoso, pero se ha podido constatar la presencia de la especie a lo largo del Pirineo, encontrando nuevos núcleos de población y un mínimo dos colonias de cría con más de 7 hembras reproductoras en Aragón. A los ejemplares capturados se les ha colocado anillas o chips para poder controlar sus movimientos. A algunos de ellos se les ha instalado emisores para encontrar mediante radioseguimiento las cavidades de árbol que utilizan durante el año.

También se ha recogido una muestra de pelo para el estudio de isótopos. Esto ayudará a conocer la procedencia de los individuos a gran escala, ya que son especies migradoras. Para potenciar las poblaciones de quirópteros forestales, se ha instalado cajas refugio en algunos rodales en zonas de Cataluña, allí donde se ha encontrado poblaciones o individuos, y las cavidades naturales son escasas.

Se está realizando un modelo de distribución potencial y un seguimiento remoto de los individuos marcados con transponters. También se elaborará el año que viene un documento técnico para especialistas en conservación de la biodiversidad, propietarios forestales y administraciones competentes en la conservación y seguimiento de los murciélagos forestales estrictos y arborícolas.

El Área de Biodiversidad del CTFC coordina el proyecto, y cuentan con la colaboración de muchos socios e investigadores de Navarra, de SARGA, el Gobierno de Aragón, del CSIC Donaña y del Grupo de estudio de Quirópteros de Midi-Pirenees en Francia. Los resultados son prometedores y se pedirá la ayuda del Ministerio para su continuidad en el futuro para establecer más estudios de esta y otras especies amenazadas de quirópteros forestales.