BLOGNEWS

Como conciliar los beneficios económicos privados y los beneficios medioambientales

11 Diciembre 2019

EFFECT es un proyecto europeo H2020, con el objetivo de analizar, desarrollar y probar contratos para introducir aspectos ambientales en el sector agrícola.  En el marco del proyecto, se trabaja en aproximar diferentes conceptos: calidad ambiental, sostenibilidad económica, investigación interdisciplinaria, demandas de los grupos de interés, necesidades de los agricultores locales y asesoramiento en políticas. En EFFECT se combinan para analizar, desarrollar y probar medidas agroambientales, con el objetivo de conciliar los beneficios privados de los agricultores y los bienes públicos ambientales y climáticos.

El proyecto cuenta con 19 socios de diferentes países y de diferentes especialidades, académicas y profesionales. Desde la vertiente de la investigación, se cubrirán los aspectos teóricos y empíricos de las principales disciplinas relevantes: economía, derecho, ciencias políticas, ecología y ciencias agrícolas.

Se estudiarán nueve casos de innovación llevados a cabo en diferentes contextos económicos, sociales y legales, que se utilizarán para probar empíricamente la eficacia de los nuevos marcos contractuales. Estos serán co-diseñados y desarrollados con las partes interesadas locales, a fin de conciliar la actividad agrícola con la obtención de beneficios públicos para toda la sociedad.

El caso que se trabajará en Cataluña hace referencia a contratos para mejorar la gestión de nutrientes que se vierten en los suelos. Una fertilización excesiva de los suelos impacta muy negativamente en las concentraciones de los nitratos del agua de los acuíferos asociados a los sistemas agrarios. Las medidas agroambientales actuales proporcionan pagos a los agricultores si siguen los principios de buenas prácticas en la gestión de nutrientes orgánicos y evitan el uso de fuentes no agrícolas, como los lodos de aguas residuales y los residuos sólidos urbanos e industriales.

Estos contratos están regulados en los Programas de Desarrollo Rural (PDR) 2014-20, financiados en el marco del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) de la Comisión Europea. El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (DARP), socio del proyecto por la parte catalana, establecerá los contactos con los agricultores y dará apoyo técnico y administrativo (por ejemplo, analíticas para optimizar la aplicación de fertilizantes).

Desde el CTFC se evaluarán las motivaciones de los agricultores y se proporcionará recomendaciones para diseñar un nuevo tipo de contrato, en la primera parte del proyecto. A partir del conocimiento generado, y ya en la segunda parte del proyecto, se establecerá un proyecto piloto que pondrá a prueba esta nueva forma de contratación.

Se espera que el proyecto ayude a incrementar la tasa de adhesión a estas medidas agroambientales. La participación más elevada repercutirá positivamente en una mejora de la calidad del agua, un servicio ecosistémico crítico en nuestro contexto mediterráneo.

Foto: DARP

Last modified: 17 Diciembre 2019